TURISTA CULTURAL: XV aniversario de CEART Mexicali

El CEART ofrece magno concierto para sus quince años.

Beethoven llegó a la sala de conciertos AUKA para festejar el 250 aniversario de su natalicio, así como el 15 aniversario de la creación del Centro Estatal de las Artes de Mexicali.

En el evento colaboraron artistas del CEART, desde maestros, directores de orquesta y exalumnos, pero el rol estelar perteneció a David Rodríguez de la Peña. El aclamado pianista y primer coordinador del programa de música de este centro tuvo el privilegio de tocar el recién restaurado gran piano Steinway & Sons de AUKA.

Baja California es el único estado que cuenta con un CEART en todos sus municipios.

Después de unas palabras inaugurales del secretario de cultura y director del ICBC Pedro Ochoa, el concierto abrió con un adagio acompañado por la bailarina Rosa Andrea Gómez, que expresó una bella forma de anhelo y melancolía. Siguió el “Concierto para piano y orquesta Op. 37, no. 3 en do menor”, interpretado de forma magistral por el maestro Rodríguez y una talentosa sección de cuerdas. Cada movimiento, sin estridencias ni arreglos innecesarios, se sumó a una de las mejores interpretaciones del compositor alemán —si no es que la mejor— que se ha visto en CEART hasta la fecha.

De parte de CEART, los colaboradores fueron: Marli Calderón y Astrid Ruelas en violín; Antonio Malavé en la viola; Fermín Garrido en el cello; Pablo Juárez en el contrabajo. También participó el cuarteto de cuerdas Virá, con Apolo Pachinski y Raúl Mendoza en el violín, Mauricio Prieto en la viola y Victoria Getman en el cello.

Un mensaje de los fundadores

Maricela Jacobo, directora del ICBC en el 2005 e invitada de honor al concierto, considera un honor el haber participado en la creación de este primer Centro Estatal de las Artes de Baja California. Por su parte, David Rodríguez comentó en calidad de excoordinador del área de música de CEART que, tras 15 años de trayectoria, el centro cuenta con los recursos humanos suficientes para ser una potencia nacional en materia de educación musical.

La cultura no es el privilegio de unos cuantos; es un derecho.

Sergio Rommel, director de CEART

Finalmente, explica que aunque durante sus funciones el reto más grande era elaborar un programa didáctico que le diera seguimiento a los músicos educados en CEART, la mayor satisfacción es “verlos ya tocando”, comprobando que en el arte no existe la competencia, sólo el crecimiento y la gratitud.

¿Te gusta el contenido que lees aquí? Entonces asegúrate de seguir a PinedaEscribe en Facebook e Instagram para que estés al tanto de futuras publicaciones.


Artículos recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *