TURISTA CULTURAL: Guionismo cachanilla

Un estudio del subestimado oficio del guionista, junto con una invitación

Cuando recién me presenté ante el mundo como escritor hace diez años, 1 de cada 3 veces me preguntaban si no escribía para cine o televisión, y era de esperarse por la popularidad de ambos. Pero eso no importaba. Yo respondía molesto que lo mío era la novela y el relato. No tenía tiempo ni interés para otras cosas.

Hoy acepto que temía admitir mi ineptitud. Resultaba más fácil decir que el guionismo estaba por debajo de mis talentos. Eso fue antes de que tomara un interés mucho más profundo en el cine y, por supuesto, en los guionistas. ¿Sabían por ejemplo que Carrie Fisher, la Princesa Leia Organa de Star Wars, era una “doctora de guiones” a quien recurrían para asesorar a otros escritores? ¿O que Sylvester Stallone escribió todos los guiones de la franquicia de Rocky excepto por la primer entrega de Creed?

El cine es un medio tan visual y dinámico, tan inmediato, que difícilmente nos da tiempo de estudiar cada una de las partes que lo integran. Hacer cine no es sólo actuar frente a la cámara. Involucra procesos y elementos que no pueden ni deben ignorarse. Uno de ellos es, por supuesto, el guion.

La paradoja más grande de todo guion es que se vale de palabras para construir imágenes. Por eso menciona ángulos de cámara, tomas, iluminación y en algunos casos hasta la música que acompaña a la escena. Si a esto le añadimos la estructura narrativa que ya debe tener una historia, así como la construcción de escenas y personajes, entenderán que un guion de cine es un proyecto más complicado de lo que aparenta.

Entendiendo esto a la perfección, Carolina Islas comenzó la Escuela de Guiones de Baja California. Sobre su interés en impartir cursos de guionismo nos comenta: “Me di cuenta que una buena historia no depende tanto del talento u originalidad de las personas, sino en saberla contar. Todas las historias tienen elementos. El truco es posicionarlos para mantener la atención del público.” Por lo tanto, ella no sólo se enfoca en enseñar los detalles técnicos, sino en estructurar la historia que quieres contar para que tenga el mayor impacto posible.

La Escuela de Guiones de Baja California celebrará sus cursos en la Biblioteca Pública Central Estatal, ubicada en Av. Obregón #1300 en la Colonia Nueva, frente a la Secundaria 18 de marzo. Busquen su página oficial en Facebook así como su cuenta de Instagram (@guionesdebc) para obtener mayores informes.

Esta columna apareció originalmente el 10 de enero del 2019 en La Voz de la Frontera.

Lecturas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *