NADA EN COMÚN: Charla breve sobre Patrick Bateman

Un mal chiste, de esos de “Los Comediantes” a las 11 de la noche por el Canal 3: Patrick Bateman es tan, pero tan narcisista que finge hacer reservaciones por teléfono para impresionar a quienes aborrece; Patrick Bateman es tan, pero tan triste que le paga a prostitutas para que lo escuchen filosofar sobre Huey Lewis y Phil Collins; Patrick Bateman es un tan, pero tan raro que se pone unos tenis antes de perseguir desnudo a su víctima con una motosierra.

Mary Harron, directora de American Psycho, escucha a los admiradores y admiradoras de Patrick Bateman y voltea los ojos. No es cool, no es elegante. Es un idiota. Excepto por la única vez que da miedo, cuando encuentra a Al, un indigente en los callejones de Nueva York, y se detiene a saludarlo.

“¿Por qué no trabajas, Al? ¿Bebes? ¡Consíguete un puto trabajo! Tu actitud es el problema. Hueles a mierda. ¿Lo sabías? No tengo nada en común contigo. ¿Sabes qué tan perdedor eres?”

Ésta es la escena más real de la película.

Las palabras cortan más que el cuchillo que Bateman saca del maletín. Cuando finalmente apuñala a Al es el opuesto de un orgasmo, un acto de misericordia después de la humillación. Bateman se acomoda la corbata y mata al perro de Al a pisotones.

Los comentarios de YouTube todos dicen “pobre perrito”.


Otras charlas breves

Artículos recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *