LA LUNA NUEVA: Reseña

Existen temas trillados y toda una gama de clichés en la poesía; casi todos pertenecen al amor, tema que gente como Neruda, Sabines, Benedetti, Lord Byron y muchos otros ya exploraron casi en su totalidad. Existe también un impulso general hacia la indiferencia como remedio para la sensibilidad desmesurada.

Como lo describió Dostoyevsky hace 100 años a través de Mishkin, el titular Idiota de su novela, la inocencia y la pureza en la expresión de las emociones pueden verse como sinónimo de estupidez, si no es que de locura.

Conjeturas. Sólo conjeturas al final.

Tal vez. Lo que es cierto es que llamar a algo o alguien “inocente” ahora es peyorativo.

Considerando todo lo dicho anteriormente, “La luna creciente”, poemario del Premio Nobel Rabindranath Tagore, es uno de los más bellos que he leído, posiblemente uno de mis favoritos.

¿Quién fue Rabindranath Tagore?

la luna nueva

Cuando la Academia Sueca nombró a Rabindranath Tagore (1861-1941) el Premio Nobel de Literatura de 1913, el mundo tomó la noticia con confusión. Él fue, después de todo, el primer ganador no europeo de este galardón.

Occidente ignoraba el impacto que Tagore tendría en las artes hindúes, específicamente la música y literatura bengalí. Hoy sus composiciones son tan importantes para el subcontinente indio que algunas de ellas son himnos nacionales para India, Bangladesh y Sri Lanka, pero fue su Gitanjali (“Ofrenda lírica”) la que le ganó reconocimiento internacional.

¿Qué es “La luna nueva”?

“La luna nueva” es un poemario escrito en prosa y altamente lírico, repleto de hermosos pasajes que describen escenas de la India rural y que enaltecen la belleza de la paternidad y la maternidad, así como la dicha que traen los niños a una familia con su inocencia, describiéndola desde el primer poema (“El hogar”) como “jóvenes vidas alegres con una alegría que ignora cuánto vale para el mundo.” Tagore continúa su uso de metáforas y juegos de palabras con “La playa” y su línea final: “En la playa de los mundos sin fin se dan cita los niños”.

En cuanto a temas específicos, “El principio” nos muestra a una madre hablándole a su hijo sobre su concepción; “¿Cuándo y por qué?” y “Juguetes”, la alegría que inspira el juego de los hijos; “Difamación” y “El juicio”, el contraste entre la permisión y el dolor de la disciplina; pero es en poemas como “El país de las hadas”, “Barcos de papel”, “La otra orilla”, “La escuela de flores”, “Simpatía”, “El héroe” y “El hombrecito”, donde el poemario presenta su más intensa sensibilidad. En estos poemas, narrados en primera persona desde la perspectiva de un niño —seguramente Tagore, añorando viejos tiempos—, recordamos con qué ojos mirábamos al mundo y cómo sus maravillas alimentaban nuestra imaginación pese a los choques constantes con el mundo de los adultos.

Paisaje de Chinnakanal, India
Photo by Bithin raj from Pexels

Una tragedia oculta

Todo culmina con “El fin” y “La llamada”, dos poemas que inician el último acto del libro. Escritos con lenguaje conservador, casi escueto en comparación, en ellos Tagore aborda el mayor dolor para los padres: la muerte de los hijos, y no es para menos. Al momento que escribió “La luna nueva”, el autor había sufrido numerosas pérdidas en sucesión, entre ellas su hermano, su esposa y, aún más trágico, una de sus hijas.

Sin embargo, a través de la poesía y frente a tales pérdidas, Rabindranath Tagore reconstruyó su mundo bajo una perspectiva panteísta, donde Dios, la naturaleza y el universo son uno y cada momento es sublime. Aunque pudo haberle dado la espalda al mundo y despreciado sus regalos, optó por tomar su dolor en brazos y llevarlo consigo a redescubrir maravillas olvidadas.

Es por eso que sus letras señalaron el camino de toda una cultura, y el por qué “La luna nueva”, poemario precioso que es, no puede faltar en ningún librero.

¿Te gusta el contenido que lees aquí? Entonces asegúrate de seguir a PinedaEscribe en Facebook e Instagram para que estés al tanto de futuras publicaciones.


Más en Poesía

Artículos recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *